¡Llegó el invierno!

Y que menos que celebrarlo con unos cuantos tips de decoración para hacer tu casa más cálida y acogedora…

Un comedor con sillas tapizadas y alfombras siempre será más acogedor, así como una pared empapelada dará un plus de calidez, pero si no quieres arriesgar tanto y dar un cambio tan drástico en tu hogar, siempre es una buena decisión decorar mucho las paredes.

Por ejemplo, es una buena idea poner librerías repletas de libros que, a parte de resultar encantador, aísla y caldea la estancia.

Es innegable la calidez que desprenden los tonos arena, neutros pero intensos, el resultado es sosegado y acogedor. Además, en invierno podemos permitirnos el lujo (a quien nos gusta) de llenar las estancias de nuestra casa; se trata de no dejar un rincón vacío de alfombras, textiles, lámparas con luz cálida… Las ventanas bien vestidas también resultas muy acogedoras, un truco muy cálido en invierno es instalar con dos estores o cortinas, uno sobre otro, cuanta más tela mayor sensación de calor y más aislará la estancia del frío.

En cuanto a las estancias más privadas, como los dormitorios, apostamos por los cabeceros tapizados, que dan la sensación de que la cama está más vestida, con telas fuertes, así como mantas de lana de punto grueso, que dan un toque extra. Los textiles llenan las estancias y como son más mullidos son más abrigados, ¡además quedan genial!

También es importante destacar la necesidad de un baño acogedor y que mejor que revestir con un laminado de madera sintético, es ideal para el baño y además son resistentes a la humedad. Y la alfombra, en invierno, es ideal que sea XL cuanto más abrigada sea la pisada, más cálido se verá el baño.

Asique, ¡ya sabes! A vestir las estancias de tu hogar dando un toque diferente y acogedor, ¡enfatizando los cambios de estaciones a todos los sentidos!

¡FELIZ INVIERNO!