¡BIENVENIDO OTOÑO!

Para darle la bienvenida al fresquito os traemos unos tips para hacer de vuestro hogar un lugar mucho más agradable para esta nueva época del año.

1. COLORES PARA DECORAR EN OTOÑO

La decoración de otoño comienza cuando las hojas de los árboles cambian su color por otros más cálidos. Los ocres y dorados ganan protagonismo, recordándonos la luminosidad del verano, pero con un tono más apagado que nos recuerda la llegada del invierno. El rey de los colores neutros en otoño será el gris. 

2. TEXTILES PARA ABRIGAR TU SOFÁ

Con la llegada de septiembre y el descenso de los termómetros, se agradece tener un ligero plaid o una mantita fina en el sofá. 

3. CALIDEZ TAMBIÉN EN EL SUELO

Para potenciar la decoración otoñal, coloca una alfombra en la zona de descanso. Pueden compartir tonalidades, si buscas un entorno más armonioso, o ser de diferentes gamas cromáticas para potenciar el contraste. 

4. MADERA, SINÓNIMO DE OTOÑO

Está claro que la misma calidez que aporta a la vista, la aporta a tu hogar. La madera es un material vivo, que se expande y contrae con el cambio de las temperaturas. Además, es un regulador natural de la humedad.

5. DECORA CON RAMOS

Combina hojas secas anaranjadas y marrones con otras con tonalidades verdes oscuras y el otoño invadirá tu casa. Incluye también alguna flor amarillenta para darle luminosidad. El crisantemo, la lavanda, el brezo o los girasoles son plantas ideales y cuyo aroma es más intenso durante esta época del año.

6. NO TE OLVIDES DEL DORMITORIO

Con la llegada del frío, los tapizados ganan protagonismo: poufs, banquetas y cabeceros en tonos cálidos o en gris. Si lo que quieres es dar un pequeño toque otoñal sin cambiar mobiliario te recomendamos poner unas ramitas de hojas secas entre dos cristales y las enmarcas con un sencillo marco de madera, conseguirás en tu dormitorio esa calidez de las tardes de otoño que tanto te gusta.